Teléfono de AmatusaludLlámanos al (+34) 93 332 2189

Antocianidinas

Las investigaciones científicas han demostrado que los pigmentos vegetales llamados antocianidinas pueden ayudar a fortalecer y reparar los capilares permeables, ya que refuerzan y conservan el colágeno de estos vasos. Se consideran tónicos venosos.

Esta importante acción protectora de los vasos sanguíneos que presentan las antocianidinas está demostrada en vivo e in vitro y se basa en que actúan a nivel de la capa íntima estructural de los vasos los glucosaminoglicanos, estabilizando las fibras de colágeno, creando puentes entre las cadenas polipeptídicas y reduciendo de esta manera la permeabilidad capilar.

También facilitan la regeneración de la púrpura retiniana, mejoran la visión nocturna y la agudeza visual. Se recomiendan para la agudeza visual, retinopatías o miopía dosis de 200 o 300 mg de antocianos /antocianidinas, en forma de concentrados varios de arándanos negros (vaccinium myrtillus), que han mostrado efectos muy positivos en estudios clínicos efectuados en humanos.

También se ha encontrado que la combinación de los antocianos del vaccinium myrtillus, el arándano negro, con la vitamina E es muy eficaz para prevenir y para frenar el avance de las cataratas.

Un efecto que ha recibido mucha atención en años recientes es el de ayudar a prevenir la pérdida de visión a causa de la degeneración de la retina que se produce con gran frecuencia en personas de edades avanzadas.

Las antocianidinas, en las dosis de empleo adecuadas, serían más activas aún como antioxidante que las vitaminas E, C y el betacaroteno (5 veces más activas que este último), que son los antioxidantes básicos.

De esta actividad se deriva la recuperación de la homeostasis en múltiples situaciones del individuo y la prevención y tratamiento de diversas enfermedades tales como enfermedades cardiovasculares, oftálmicas, metabólicas, neurológicas, dermatológicas, etc y una interesante actividad en la medicina “antiagging”.

En dermatología se han visto resultados muy interesantes en la lucha contra el envejecimiento cutáneo, derivados de la potente actividad antioxidante, e inhibiendo la acción de las enzimas responsables del deterioro cutáneo. Una línea de cosmética francesa, Caudalie, aprovecha, a partir de principios activos obtenidos de la uva, estas acciones con muy buenos resultados.

También se ha atribuido a las antocianidinas actividad inhibidora de la liberación de la histamina. De ser así, resultarían muy indicadas en los procesos alérgicos, fiebre del heno, asma alérgica, reacciones cutáneas producidas por factores ambientales, alimentos, ácaros, etc.

Otra propiedad que se ha demostrado en esta familia de productos es la actividad antiagregante plaquetaria.

También poseen propiedades antimicrobianas.

Existen otras muchas posibilidades de empleo beneficiosas para el ser humano que se investigan activamente. Una muy interesante es la antimutágena y las que tienen que ver con la prevención y tratamiento del cáncer.

CONTRAINDICACIONES:
Las antocianidinas han mostrado una alta seguridad. La administración oral de 60 mg/Kg diarios de antocianidinas durante seis meses a ratas y durante doce meses a perros no produjo efectos tóxicos, teratogénicos ni mutagénicos.

A pesar de que varios estudios realizados no demostraron potencialidad teratogénica, por precaución, no deberán suministrarse extractos concentrados de antocianidinas a mujeres embarazadas ni lactantes.

Los antocianos y antocianidinas en forma concentrada deben restringirse en personas con tratamiento anticoagulante. También podrían afectar los niveles de glucosa en diabéticos.

5 Artículo(s)

Configurar sentido descendente
por página

5 Artículo(s)

Configurar sentido descendente
por página